Somos polvo de estrella

Es muy grato encontrar a científicos que se apasionen y además quieran compartir sus conocimientos, de manera sencilla y lúdica, para encantar a las/os lectoras/es y abrir puertas del conocimiento.

En este caso, José Maza nos da la oportunidad de reconocernos “polvo de estrellas”, porque todos los átomos que componen  nuestro cuerpo, salvo el hidrógeno, han sido fabricados al interior de una estrella, ¡qué hermoso!

Autor: José Maza
Ilustrador Pablo Luebert
Editorial: Planeta
Año: 2019
ISBN: 9789569992377
Reseña:

Es muy grato encontrar a científicos que se apasionen y además quieran compartir sus conocimientos, de manera sencilla y lúdica, para encantar a las/os lectoras/es y abrir puertas del conocimiento.

En este caso, José Maza nos da la oportunidad de reconocernos “polvo de estrellas”, porque todos los átomos que componen  nuestro cuerpo, salvo el hidrógeno, han sido fabricados al interior de una estrella, ¡qué hermoso!

A través de las páginas de este libro haremos un viaje espacial y podremos situarnos en la historia del Universo, sus transformaciones, el nacimiento de la energía y la materia, la formación de los planetas y de los astros, la propagación de la vida.

Con un tono cercano y cuidado entrega información científica que invita a cuestionarnos, a sentirnos parte del Universo y situarnos también como una mínima partícula a la que aún le queda mucho por aprender, pero que ya hace recorrido consciente desarrollando un pensamiento crítico, realista y científico.

Es un muy buen libro de divulgación científica, un texto introductorio a las ciencias astronómicas, porque la información que entrega es el primer paso a una inmensidad de conocimiento. Igualmente, es más aprovechable para aquellos jóvenes que tienen un bagaje en física, porque presenta datos técnicos que hay que asimilar. En este caso, también es recomendable hacer pequeñas investigaciones en internet, que puedan facilitar la lectura.

Es fascinante y puede leerse en un club de astronomía, un club de lectura donde se puede incluir a modo de desafío lector (si el club es de Literatura, por ejemplo). También es muy interesante plantear su lectura cuando se presente un evento natural como un eclipse, porque nos hace conectarnos y contextualizar.

Muy recomendado desde los 15 años.