Djadi, el niño refugiado

Como su nombre lo indica, Djadi es un niño de 11 años que escapa de la guerra de su País, Siria, y en esa huida se pierde de su familia. Llega a Alemania y es acogido por un grupo de personas que viven en un piso compartido, por eso es un refugiado. Aquí es donde conoce a Wladi, de setenta y cinco años, que también migró y comparte su historia, sus emociones y su amistad.

Autor: Peter Hartling
Ilustrador:  
Editorial: Anaya
Año: 2018
ISBN: 9788469836231
Reseña:

Como su nombre lo indica, Djadi es un niño de 11 años que escapa de la guerra de su País, Siria, y en esa huida se pierde de su familia. Llega a Alemania y es acogido por un grupo de personas que viven en un piso compartido, por eso es un refugiado. Aquí es donde conoce a Wladi, de setenta y cinco años, que también migró y comparte su historia, sus emociones y su amistad.

La historia se basa en cómo Djadi vive en este nuevo escenario, tratando de seguir adelante con la pesada mochila de los recuerdos y las vivencias traumáticas, pero acompañado de buenos amigos. Podemos leer cómo consigue comunicarse a pesar de la diferencia de idiomas, cómo empieza a sociabilizar y cómo, de a poco, va formando un nuevo espacio, su espacio.

Con un tono directo y muy realista, nos adentramos en esta historia que puede ser la historia de cualquier niño/a que viva en zonas de guerra y deba migrar obligatoriamente. Ser un refugiado por diferentes causas no es un hecho histórico pasado, es muy actual.

¿Te imaginas ser un niño y llegar a un lugar desconocido?

¿Te imaginas salir de tu espacio sin tu gente o tus afectos cercanos?

Es un libro que abre el diálogo a muchos temas sociales preponderantes: guerra, migración, desvinculaciones obligatorias, miedos, traumas, desigualdades, Derechos Humanos y más.

El libro habla por sí solo y los temas fluyen espontáneamente. La mediación posible es encauzar las emociones y trabajar con la empatía. Les presentamos dos líneas temáticas que creemos interesantes:

Las guerras y sus consecuencias: la guerra, en todas sus dimensiones, afecta a las personas. Hablar sobre las causas y los efectos es una buena forma de que niñas/os puedan hacerse una idea propia, sopesando la importancia de la vida. Se puede hablar a modo general, pero en este caso recomendamos hacerlo más íntimo, pensando en aquellas/os niñas/os como Djadi que por esto se ven expuestos a historias que superan a la ficción.

Amistad: este es un buen ejemplo de cómo la amistad trasciende edades y fronteras. Encontrar personas que nos acojan y acepten sinceramente, que nos acompañen en la vida y formen parte esencial de los afectos. Este libro la ensalza y a través de él podemos crear una experiencia que dé valor a la amistad, escribiendo a aquellos que significan eso en nuestra vida, haciendo tangible ese afecto. Una carta, un mail, un whattsaap o una videollamada. Todo vale.

¿Qué puedo hacer yo?: la literatura nos acerca a la experiencia humana, pero muchas veces la dejamos pasar porque no nos sentimos interpelados. Siria está muy lejos de Chile, pero eso no quiere decir que no nos involucremos. Acá es donde podemos hacer un ejercicio práctico, imaginando qué podemos hacer, directa o indirectamente, para apoyar a otros/as. Es una buena forma de abrir la creatividad, ver que las causas trascienden fronteras y que si algo nos mueve el corazón, es bueno involucrarnos.

Libro muy recomendable para toda edad. Igualmente, lo creemos más recomendable a partir de los 12 años, para llegar a tener una lectura que conmueva y permita abrir una dimensión reflexiva.