A veces

Tal vez la mejor forma de descubrirnos es mirarnos a un espejo, porque los espejos son reflejo de nuestros estados de ánimo, nuestras preocupaciones, alegrías y tristezas. Con esa analogía esta lectura nos narra cómo podemos sentirnos, como podemos encontrarnos. La ilustración, en la que vemos el reflejo de nuestra apariencia, está llena de símbolos, nos invita a mirarnos, a reconocernos en todos nuestros estados de una manera muy sencilla y trabajando bellamente la materia. También nos invita a acompañar a otras/os en ese proceso de reconocimiento, de interpelarse o de simplemente conocerse y transformarse.

Autor: Claudia Rueda
Ilustrador: Claudia Rueda
Editorial: Océano Travesía
Año: 2012
ISBN: 9786074007213
Reseña

Tal vez la mejor forma de descubrirnos es mirarnos a un espejo, porque los espejos son reflejo de nuestros estados de ánimo, nuestras preocupaciones, alegrías y tristezas. Con esa analogía esta lectura nos narra cómo podemos sentirnos, como podemos encontrarnos. La ilustración, en la que vemos el reflejo de nuestra apariencia, está llena de símbolos, nos invita a mirarnos, a reconocernos en todos nuestros estados de una manera muy sencilla y trabajando bellamente la materia. También nos invita a acompañar a otras/os en ese proceso de reconocimiento, de interpelarse o de simplemente conocerse y transformarse.

Lo recomendamos para toda edad porque las capas de significado son múltiples y dan la posibilidad de leerse desde la literalidad de la imagen -reconocer una cara triste o alegre-, hasta la posibilidad de mirar más adentro, buscar las esencias, reconocerse en las complejidades.

Igualmente puede ser un regalo ideal para los 12 años, aunque parezca un libro infantil por su presentación, es muy sutil para apoyar la adolescencia y el trabajo de afianzamiento.

«A veces» es un libro de compañía, un libro que permite al lector de manera simple y llena de símbolos ver las grandes dimensiones del ser humano y nuestra gran capacidad para reponernos y ver todas las facetas de nuestra existencia. Es importante que los/ niños/as y jóvenes conozcan y acepten sus emociones para que puedan formar parte del mundo dando lo mejor de sí.